Cómo secar y conservar un ramo de novia

conservar ramo de novia

El día de tu boda!!!

Cuantas veces has pensado que ojalá pudieses revivir una y mil veces ese día tan especial ¿verdad?

El vestido es la pieza más especial ese día, en él toooodo el mundo se fijará, pero también se fijarán en el ramo de novia.

El ramo de novia es el complemento donde irá reflejada tu personalidad y donde el florista habrá sabido plasmar cualquier pequeño detalle que reflejen tu manera de ser. Es por ese motivo que te sientes tan unida a ál y cuando llega el momento de entregarlo sientes cierta pena y piensas… ojalá pudiese guardarlo toda la vida sin que se estropease.

Bien, pues hoy vamos a explicar como podrás conservar tu misma ese precioso ramo de flores que tanto va contigo.

En primer lugar no dejes pasar mas de cuatro días desde la boda y deja en la nevera las flores que no te de tiempo a arreglar pero siempre sin agua para que no se pudran.

Haz fotos de tu ramo desde todos los ángulos posibles para recordar bien su aspecto, deshaz todas las flores, pétalo a pétalo y déjalas entre papel absorbente que no contenga tintes ni dibujos.

Cambia el papel absorbente cada cierto tiempo y ve observando las flores pues cada una tiene un grado de humedad y tardara mas o menos tiempo en secarse.

Pasado un tiempo ya puedes empezar a rehacer tu ramo poco a poco y con mucha paciencia, pegando con cola pétalo a pétalo, fíjate en las fotos que hiciste antes de desmontarlo, sé creativa.

Busca un marco bonito y acristalado y coloca una tela que no sea muy llamativa para que no le quite protagonismo al ramo, deja que termine de secarse un par de días y enmárcalo.

Cuélgalo en el lugar favorito de tu casa donde cada vez que pases delante de el te haga recordar ese día tan especial.

Si tienes cualquier duda, contacta con El Jardí d’Esther, ¡tu tienda online de flores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *