Cuál es el Origen Ofrenda de flores en Fallas

Cuál es el Origen Ofrenda de flores en Fallas

Declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2016 y fiesta de Interés Turístico Internacional, las Fallas son unas fiestas que se celebran del 15 al 19 de marzo por todas las ciudades Valencianas anunciando la llegada de la primavera, y desplegando arte popular por cada rincón de sus calles.

También llamadas fiestas josefinas o de San Josep, se celebran en honor de San José patrón de los carpinteros (19 de marzo). Cuenta la historia que esto es así porque en su víspera y cómo los días eran más largos y tenían más luz del sol, los artesanos quemaban sus “parot” o “pages”, lámpara de pie que servía para iluminar sus talleres, y celebrar de esta manera el fin de las veladas de invierno. Estas lámparas tenían un aspecto humano que invitaba a ser vestidas con ropas y complementos viejos que eran quemados durante una hoguera avivada por virutas.

Así es como durante los días en los que se celebran las Fallas, sus calles están repletas de inmensos monumentos de cartón sobre base de madera que se han ido perfeccionando con el tiempo, convirtiéndolos en personajes de lo más diversos y representando situaciones de la vida cotidiana, que serán quemados en honor a San José. Durante esos días también acontece la Ofrenda de Flores que los falleros y falleros le rinden a la Virgen de los Desamparados.

Para conocer los orígenes de la Ofrenda Foral a la Virgen de los Desamparados patrona de la ciudad de Valencia y de la Comunidad Valenciana, o La Geperudeta (Jorobadita), como la llaman cariñosamente los Valencianos, debemos remontarnos a mediados de siglo cuando la Virgen recibió su primer ramo de flores a mano de una Fallera Mayor perteneciente a la Falla Periodista Azzatti. Ese primer ramo se convertiría con el transcurrir de los años en miles de miles portados por las comisiones y sus falleros y falleras para agasajar a su patrona.

En la actualidad son dos días, el 17 y 18 de marzo, en los que miles de falleros y falleras dispuestos a otorgar una ofrenda única en su esplendor y vistosidad, con su música y vestidos con trajes regionales, depositan sus ramos y cestas de flores para que los floristas confeccionen un manto que cubrirá a la Virgen, situada en frente de la Basílica de la Mare de Deu. Se trata de una maravillosa celebración que no acontece solo en la provincia de Valencia, sino que se extiende también a sus ciudades y municipios, ya que en cada uno de ellos se rinde homenaje no solo a la Virgen de los Desamparados, sino también a los respectivos patrones Municipales.

“Valencia es la tierra de las flores, de la luz y del amor”, y las Fallas son unas fiestas mágicas, una verdadera celebración de color y fuego, en el que no podemos pasar el hacernos con un ramo o cesta de flores para participar en la Ofrenda Floral a la Virgen de los Desamparados o en la Ofrenda al mismo patrón de San José, o simplemente, en concordancia con el festejo en las calles, vestir nuestra propia casa con flores y llenarla así de belleza y alegría.

Se trata de una semana en la que las flores son las protagonistas que adornan aún más una fiesta que de por sí es emotiva y repleta de júbilo. Pero son protagonistas también porque pueden ser los regalos perfectos para nuestros familiares, amigos y conocidos, llamados José, Josefinas o María José, de quienes el 19 de Marzo es su santo, y a quienes también debemos homenajear y mimar.

Y más importante aún, porque en un 19 de Marzo, un ramo de flores puede convertirse en un original regalo para agradecer, demostrar amor y cariño, y desear un muy Feliz día a del Padre.

All comments